El Descubrimiento

En Octubre del año 1988, el Doctor Isaac Goíz Durán, descubrió un fenómeno energético que se manifestaba a través de la contracción de la pierna derecha de un paciente al momento de aplicarle campos magnéticos de un imán de bocina. En este mismo año y después de observar este fenómeno con más pacientes, lo nombró "el Par Biomagnético", en el cuál, lo definió como un conjunto de cargas de polaridad opuesta que se generan debido a la distorsión de Ph de los órganos que sustentan a un ser complejo (humanos y animales) debido a la presencia de microorganismos o disfunciones orgánicas.

La terapia.

En este mismo año (1988), al comprender este fenómeno, el Dr Isaac Goiz Durán desarrolla "la terapia del Par Biomagnético" en el cuál, es una técnica terapéutica  enfocada en despolarizar campos biomagnéticos para equilibrar el Ph de los órganos que sustentan a los seres complejos o avanzados aplicando campos magnéticos en el rango de 1000 a 5000 gauss de potencia a dichos órganos.

El Biomagnetismo Médico y la Bioenergética.

Posteriormente, la terapia del Par Biomagnético se divide en 2 niveles, el primero es el Biomagnetismo Médico, cuya técnica terapéutica consiste en la aplicación de campos magnéticos a órganos que sustentan a un ser avanzado para despolarizar polos biomagnéticos y asi, equilibrar el Ph de dichos órganos.

Como segundo nivel, en 1993 surge un nuevo concepto dentro del fenómeno del Par Biomagnético denominado Bioenergética, definido como una herramienta neurológica que genera energía endógena y exógena interpretada como fenómeno biológico para alterar los procesos de funcionamiento de los seres vivos. 

Para más información, ¡te invitamos a tomar un curso con nosotros y conocer más de este innovador descubrimiento!